Recetas de abadejo a la plancha

Recetas de eglefino picante a la parrilla

¿A qué sabe el eglefino? Es un pescado blanco con un sabor ligeramente dulce. En comparación con el bacalao, es un poco más tierno y dulce. El sabor se acerca al del fletán. ¿Cuánto tiempo hay que asar el eglefino? El pescado se asa durante unos 8-10 minutos por cada pulgada de grosor. La mayoría de los filetes tienen un grosor de 1 pulgada. Si tiene un termómetro de carne, cocínelo hasta que alcance 145°F internamente. ¿Qué mejor opción de acompañamiento hay? Desde el punto de vista de las verduras, me gusta el brócoli asado, las patatas o los espárragos. Y quién puede olvidar un buen pan de ajo. ¿Cuánto tiempo dura? El pescado cocido se puede conservar en la nevera durante 2 días. ¿Cómo se recalienta? Para recalentar el eglefino a la parrilla, colóquelo en un horno a 275°F durante unos 15 minutos o hasta que se caliente.

NutriciónServicio: 1g | Calorías: 205kcal | Carbohidratos: 6g | Proteínas: 28g | Grasas: 8g | Grasas saturadas: 1g | Grasas poliinsaturadas: 1g | Grasas monoinsaturadas: 5g | Grasas trans: 0g | Colesterol: 148mg | Sodio: 680mg | Potasio: 539mg | Fibra: 2g | Azúcar: 1g

Recetas de eglefino a la parrilla food network

Una tarde, el marido y yo íbamos conduciendo por un centro comercial y vimos que había un Nando’s. Se puso a hablar de su arroz y de lo increíble que era. Supe que tenía que encontrar la forma de prepararlo para él. Si no estáis familiarizados, Piri-Piri es el nombre del juego con los platos de Nando’s. Así que me puse a reunir las especias que aportaran ese tipo de sabor. Así nació la receta de Eglefino a la parrilla con arroz picante. Esto resultó un poco más cálido de lo que pretendía, pero el aroma era simplemente increíble. Un enorme plato de arroz cargado de verduras, coronado con un filete de eglefino perfectamente asado y bañado en ajo, mantequilla y más especias Piri-Piri. El marido y yo estábamos en el cielo del sabor. Pruebe esto y usted también lo estará.

El marido estaba encantado cuando nos sentamos a comer nuestro Eglefino a la parrilla con arroz picante. Fue una experiencia aromática y estaré encantada de volver a preparar el eglefino. ¿Cuál es su forma favorita de preparar el eglefino a la parrilla? Deja un comentario y cuéntanoslo.

Eglefino a la parrilla

1. Pelar la cebolla y picarla finamente. Pelar los dientes de ajo y aplastarlos o picarlos finamente. Verter 1 cucharadita de aceite de oliva en una sartén y calentar a fuego medio. Introducir la cebolla y añadir una pizca de sal y pimienta. Cocinar durante 5 minutos, hasta que se ablande ligeramente. Añadir el ajo a la sartén y freír durante 1 min más.

3. Incorporar la cebada perlada a la sartén y desmenuzar la mitad de la pastilla de caldo. Verter 200 ml de agua hirviendo. Remover bien y llevar a ebullición. Cubrir la cacerola con una tapa y reducir el fuego a fuego lento. Cocer durante 20-25 minutos, hasta que los granos estén tiernos.

4. Mientras tanto, quitar las hojas de albahaca de sus ramitas y cortarlas en rodajas finas. Poner la albahaca en un bol. Rallar la cáscara de limón y exprimir el zumo. Vierta una cucharadita de agua fría y añada una pizca de sal y pimienta. Remover para combinar y reservar.

5. Caliente la parrilla a fuego alto. Coloca el eglefino en una bandeja de horno forrada con papel de aluminio y unta cada filete con 1 cucharadita de aceite de oliva. Espolvorear una pizca de sal y pimienta. Ponga el eglefino bajo la parrilla durante 5-6 minutos, hasta que esté bien cocido y los filetes se desmenucen fácilmente al presionarlos con un tenedor.

Recetas de eglefino a la parrilla en papel de aluminio

El eglefino es una opción popular de pescado, comúnmente asociada al popular plato británico de “fish and chips”. El eglefino es un pescado de carne blanca, a menudo comparado con el bacalao por su sabor, que puede comprarse ahumado o sin ahumar, teñido o sin teñir. El eglefino ahumado coloreado con azafrán suele haber sido “ahumado” mediante aromatizantes o por métodos modernos, y luego teñido. El eglefino ahumado tradicional, sin teñir, es naturalmente blanquecino o amarillo pálido. El eglefino se reconoce por la línea negra que recorre el costado del eglefino y una clara huella negra en el costado. El eglefino se encuentra en todo el Atlántico Norte y su temporada alta es durante los meses de invierno y primavera. En primavera también se pueden traer huevas de eglefino que se pueden escalfar o freír. Al igual que el bacalao, el eglefino ha sido sobreexplotado, por lo que hay que consumirlo con moderación o comprarlo de forma sostenible: busque el pescado de línea o el logotipo del Marine Stewardship Council (MSC). Mejor aún, opte por pescados blancos comparables, como la cebada y el abadejo.

El eglefino suele estar disponible en filetes, pero también puede comprarse entero o en filetes; elíjalo siempre lo más fresco posible. El eglefino fresco tendrá una carne firme, de color blanco nacarado y sin manchas, y un olor a mar nada desagradable. Para saber si un eglefino entero es fresco, fíjese en los ojos y las branquias, que deben ser brillantes y claros y rojos, respectivamente.

X