Receta del postre tres leches

¿Cuánto tiempo debe estar en remojo el pastel de tres leches?

Esta receta de pastel de tres leches es el postre perfecto, ligero y aireado, y un favorito de América Latina. Tres Leches significa “tres leches” y es un bizcocho que contiene tres tipos diferentes de leches. Es, básicamente, el bizcocho original.

A primera vista, el pastel parece más avanzado que la mayoría, pero no es demasiado difícil. El clásico tres leches se hace con un bizcocho. Es mucho más ligero y no tan denso como un pastel tradicional. El truco está en las claras de huevo. Hay que batirlas bien a punto de nieve y luego incorporarlas, con mucho cuidado, a la masa del bizcocho. El objetivo es no desinflarlas al doblarlas para que el pastel quede bien alto y con mucha altura.

Sí, puedes hacer el pastel con un día de antelación antes de agujerearlo y guardarlo bien envuelto a temperatura ambiente. El pastel también se beneficia de estar en la nevera para absorber toda la leche y se puede hacer con antelación. Necesita al menos una hora, pero puede reposar en la nevera toda la noche antes de cubrirlo y servirlo. Cuanto más tiempo esté en la nevera, más absorberá la leche, lo que hará que el pastel sea cada vez mejor.

Receptor de pastel de leche caliente

Si alguna vez has hecho un poke cake, ¡este es súper parecido! La base de la receta es un bizcocho realmente delicioso que se pincha con agujeros y luego se cubre con un glaseado cremoso hecho con 3 tipos diferentes de leche:

BATERÍA. En un bol pequeño para mezclar, combina la harina, la levadura en polvo y la sal, y reserva. En un cuenco grande, o en el cuenco de una batidora eléctrica equipada con el accesorio de pala, bata la mantequilla a alta velocidad hasta que esté cremosa y, a continuación, añada gradualmente el azúcar y bata hasta que esté esponjosa.

Añada la vainilla y luego un huevo cada vez, mezclando cada uno de ellos completamente antes de añadir el siguiente. Incorpore la mezcla de harina a los huevos aproximadamente ½ taza cada vez, hasta que esté casi combinada (raspe los lados del bol según sea necesario con una espátula de goma).

PINCHAR, ROCIAR Y ENFRIAR. Una vez que la tarta se haya enfriado, hazle varios agujeros con un tenedor. A continuación, mezcla las tres leches y viértelas sobre el pastel poco a poco, dejando que se impregne antes de añadir más. A continuación, tápalo y mételo en la nevera durante al menos 4 horas o toda la noche.

Receptor de tres leches

El Tres Leches es un postre tradicional latinoamericano que verás en casi todas las panaderías, restaurantes y taquillas mexicanas que existen. Seguramente encontrará este rico bizcocho en nuestro menú aquí en The Plaza Restaurant & Bar. Este postre estelar tiene orígenes y raíces históricas tan ricas como su denso sabor. Hay una historia fascinante detrás de este pastel dulce y lechoso, y lo que sigue sólo araña la superficie de esta decadente receta.

El Pastel Tres Leches es engañosamente sencillo tanto en su preparación como en su presentación. Independientemente de la variante que pueda parecer el pastel, la auténtica receta de Tres Leches dará lugar a una ligera capa de bizcocho que se perfora después de la cocción y se empapa en una sucesión de tres leches: leche evaporada, leche condensada y nata espesa o leche entera.

El resultado final de este remojo es un maravilloso pastel con una densidad rica y húmeda que le da un sabor lujoso. Puede compararse con el tiramisú italiano, pero el Tres Leches es sin duda un postre único en América Latina y su cocina.

Significado de tres leches

Rico, dulce y delicioso, este pastel ha evolucionado con el tiempo, ya que he ajustado los ingredientes de la receta tradicional y he hecho algunas adiciones propias, como las fresas de California, los arándanos, las flores comestibles y la crema batida casera, todo lo cual complementa maravillosamente este postre clásico pero contemporáneo. Servido bien frío, el pastel de tres leches (o “pastel de tres leches”) forma parte del panteón de los grandes espectáculos mexicanos. El secreto está en el equilibrio entre la parte seca y la húmeda: si se moja demasiado, se pierde la estructura y el mordiente de la miga; si se seca demasiado, se pierde la cremosidad en boca que lo hace famoso.

X