Receta de níscalos al ajillo

Qué hacer con los rebozuelos

Los rebozuelos contienen mucho triptófano, que puede ayudar a mejorar el estado de ánimo. El cuerpo utiliza esta sustancia para producir la hormona serotonina, lo que garantiza un buen estado de ánimo. Las setas también son ricas en hierro, que desempeña un papel importante en la formación de la sangre.

Sofreír la cebolla y el ajo en una sartén a fuego medio. Se espolvorea con harina, se cocina brevemente y se añade el vino. Añadir la crema de soja y llevar a ebullición. Reduzca el fuego y cocine a fuego lento durante 5 minutos. Sazone al gusto con la sal, la pimienta y una pizca de nuez moscada rallada.

Los rebozuelos son una de las setas favoritas de muchos chefs, famosas por su delicioso sabor a nuez y su exquisita textura carnosa. La temporada de los rebozuelos es relativamente larga, ya que brotan a mediados de junio y duran hasta finales de otoño, lo que permite disfrutar de este delicioso ingrediente durante mucho tiempo.

Aunque las setas porcini son conocidas por su grueso tallo y su delicioso sabor, quizá le sorprenda saber que también están repletas de nutrientes esenciales. Lea a continuación para saber más sobre este saludable y versátil hongo.

Recetas de setas Chanterelle vegetarianas

Los rebozuelos pueden ser una delicia en Suecia, pero si no puedes encontrarlos en su hábitat natural, afortunadamente ahora están más disponibles en las tiendas. Esta receta es un excelente entrante y se puede adaptar para servir como canapés con bebidas, simplemente cortando la masa madre tostada en trozos más pequeños.

Cuando los rebozuelos estén dorados y blandos, añada el ajo y fríalo durante uno o dos minutos más. Remover el perejil justo antes de servir y sazonar con abundante sal marina y pimienta negra recién molida. Colóquelo con una cuchara en la masa madre tostada junto con abundante mantequilla con ajo.

Esta gloriosa receta de setas y cavolo nero de Regula Ysewijn se sirve en nuestros panes crujientes sobre una base de ricotta cremosa, aprovechando la … Continúa leyendo “Panes crujientes con ricotta, cavolo nero, setas silvestres y avellanas tostadas”

Receta de rebozuelos

Los rebozuelos son de color dorado y van del amarillo al rojo pasando por el naranja brillante. Son setas con forma de trompeta o copa y generalmente se recolectan de forma silvestre, pero se pueden cultivar (aunque es poco probable).

¿No sabe qué hacer con estas setas silvestres? Sirva las setas chanterelle como una guarnición estelar o como un plato principal servido sobre pan tostado o pasta o como guarnición de bistec, pollo o tortillas.    Añade algunas hierbas si las tienes y/o un poco de zumo de limón o vinagre a esta receta si quieres.

Si vas a comer rebozuelos crudos y quieres algo más que el método de la toalla de papel, entonces dales un enjuague muy rápido y restriégalos con la menor cantidad de agua posible. La belleza de su sabor realmente brilla con una rápida fritura en la sartén y la mayoría de la gente (¡yo incluida!) los prefiere cocidos.

Guarda las setas chanterelle en una bolsa de plástico, pero no la selles en la nevera. Les gusta tener un poco de acceso a la circulación de aire fresco pero no les gusta estar totalmente expuestas. Coloque una toalla de papel en la bolsa para absorber el exceso de humedad y cámbiela cuando sea necesario.

Cómo cocinar los rebozuelos en el horno

El problema de los rebozuelos es la cantidad de humedad que contienen en sus células. Al cocinarlos, esa humedad se escapa. Con algunos métodos tradicionales de cocción de las setas, como la fritura o el espolvoreado con una capa de harina seca y el salteado, este exceso de humedad hace que la sabrosa corteza se convierta en un desastre empapado o incluso se caiga por completo.

Y, para ser sinceros, eso no es necesariamente malo. Los rebozuelos están tan llenos de sabroso sabor a setas y de una sensación en boca aterciopelada y untuosa que no necesitan un rebozado picante o sabroso para que destaquen en la mesa.

Entonces, ¿cómo eliminar el exceso de humedad de las setas y, al mismo tiempo, concentrar su sabor e impartir una textura agradable al plato terminado? Se fríen en una sartén seca durante un rato antes de introducir la mantequilla, junto con el ajo si se desea, para acabar con las setas y proporcionar una sensación suave y aterciopelada en la boca con sólo un poco de crujido en los bordes.

Para comenzar el proceso de cocción, añada las setas a una sartén antiadherente seca o a una sartén de hierro fundido bien sazonada a fuego medio-alto. No se preocupe por si se pegan, simplemente deje que las setas se asienten en el fondo de la sartén hasta que empiecen a soltar su humedad. A medida que las setas se cocinan, cada vez más humedad se escapa a la sartén. Siga cocinando, empujando las setas alrededor de la sartén con una espátula de vez en cuando para asegurarse de que todas están expuestas al calor.

X