Receta de fideua con carne

Tagine

La fideua es una paella con pasta en lugar de arroz. Parece un intento de mejora de una perfección, ¿verdad? ¿Qué puede ser mejor que una paella, cocinada en una enorme fuente, con gambas y mejillones o pollo y chorizo, con el precioso soccarat casi quemado pegado al fondo de la sartén?

Todo eso, más la pasta, es lo que se supone. Entonces, ¿es realmente una mejora? ¿Se puede cambiar el arroz y la pasta a discreción? ¿O hay cosas que se hacen de esta manera y no de la otra por una razón, y no hay que arreglar lo que no está roto?

Por supuesto, no es arreglar; la fideua es un plato español por derecho propio. Se cuenta que un cocinero de un barco pesquero sustituyó el arroz de su paella por fideos para fastidiar al avaricioso patrón que nunca dejaba suficiente paella para sus compañeros. Me encantan esas historias.

Pero la fideua es bastante menos popular que la paella. Puede que la pasta sea más cara en España que el arroz, que crece allí en abundancia, como me asombró el ignorante. Pero, ¿quizás no sea esa la única razón y el arroz simplemente funcione mejor? Eso es lo que me propuse averiguar.

Receta de fideos españoles

Hoy traemos a tu cocina este plato de marisco del que tanto niños como adultos querrán una segunda ración. La preparación de esta receta es muy similar a la de la paella, y de hecho se hace en el mismo tipo de paellera.

4 tazas de fideos de fideuá14 onzas de líquido16 gambas1 cebolla mediana0,5 tazas de pimiento rojo0,5 tazas de pimiento verde2 dientes de ajo1 cucharadita de azafrán0,5 cucharaditas de sal0,5 tazas de aceite de oliva virgen extraVer producto5 tazas de agua o caldo de pescado (fumet)

2Para preparar el caldo de nuestra fideua, añadimos 2 cucharadas de aceite de oliva a una sartén y salteamos las cabezas de los langostinos y el resto de sus cáscaras hasta que se doren. A continuación, añadir el agua y dejar hervir durante 15 minutos. Apartar y escurrir para eliminar los trozos del marisco.

4 tazas de fideos de fideuá14 onzas de líquido16 gambas1 cebolla mediana0,5 tazas de pimiento rojo0,5 tazas de pimiento verde2 dientes de ajo1 cucharadita de azafrán0,5 cucharaditas de sal0,5 tazas de aceite de oliva virgen extraVer producto5 tazas de agua o caldo de pescado (fumet)

2Para preparar el caldo de nuestra fideua, añadimos 2 cucharadas de aceite de oliva a una sartén y salteamos las cabezas de los langostinos y el resto de sus cáscaras hasta que se doren. A continuación, añadir el agua y dejar hervir durante 15 minutos. Apartar y escurrir para eliminar los trozos del marisco.

Fideuà pasta uk

El amor por la cocina ahumada y de llama abierta lo heredé de mi amigo, maestro de ceremonias, campeón del circuito de barbacoas y autor, Bill Brohaugh (por no hablar de editor extraordinario, que es donde nos conocimos: me contrató para crear sitios web para una editorial, cuando yo tenía muchas credenciales de escritor técnico, pero pocas habilidades de codificación. De todos modos me dio una oportunidad, bendito sea).

Aunque hoy en día no como mucha carne, puedo decir que no se ha comido una colilla de cerdo hasta que no se ha comido una colilla de cerdo preparada por un verdadero maestro de la carne. Olvídense de los restaurantes. Olvídese de los chefs formados detrás de un Vulcan, que afirman tener unas habilidades locas para la parrilla. Olvídese de su vecino que mete algo en el ahumador durante 2 horas y lo llama el mejor de su vida, invitando a todo el mundo a su patio para que lo pruebe (y le dé una palmadita en la espalda). Los maestros del circuito de la barbacoa saben que la única manera de hacerlo es a fuego lento. Bajo, como en un calor muy bajo y ahumado; lento como en todo el día. 10 horas, 12 horas. 18, incluso. Requiere tiempo, paciencia y un cuidado constante, como cualquier obra de arte.

Receta de pollo Fideua

Como muchos otros platos, la invención de la fideuá se atribuye a un “accidente”, o en este caso, más bien a una anécdota protagonizada por dos marineros valencianos (de Gandía concretamente) hacia 1930. El cocinero del barco, conocido como “Gabrielo”, conociendo la devoción del patrón del barco por el arroz que habitualmente cocinaba, decidió preparar un día la misma receta pero sustituyendo el arroz por fideos, para intentar que “Zábalo” no acaparara tanta comida, para que pudiera llegar al resto de los marineros.

Al final, lejos de su propósito, lo que consiguió el cocinero fue popularizar el invento, cuya fama se fue extendiendo por los restaurantes de Levante, llegando también muy pronto a Ibiza y Baleares, y convirtiéndose con los años en un plato imprescindible de la costa mediterránea.

Son muchos los que en los últimos años se han apuntado a la Fideuá, y la prefieren a la paella. Lo cierto es que es un plato que se ha hecho muy popular ahora, ganando el terreno que siempre se ha considerado el plato mediterráneo por excelencia. Se suele cocinar en casa, pero también se sirve en los restaurantes.

X