Receta de carne con champiñones y vino blanco

Stroganoff de ternera con vino blanco y crema agria

Querrás poner esta cremosa salsa de champiñones en todo. Desde bistecs hasta pollo, chuletas de cerdo y asados, tortillas asadas y patatas al horno, sólo está limitado por su imaginación. Es una salsa lujosa pero sencilla que hará una y otra vez y otra vez….

Pero si quiere una que esté a la altura de las grandes salsas del mundo que se sirven en los establecimientos de alta cocina, añada vino y parmesano. Estos son los dos ingredientes que añaden un algo extra a esta salsa. Profundidad de sabor y gusto (eso es umami, si quiere ponerse técnico).

Vídeo de la receta arriba. Desde filetes hasta pollo, chuletas o pasta, esta cremosa salsa de champiñones se repetirá una y otra vez. La clave está en la complejidad de la salsa con el vino, el parmesano y el caldo. La clave aquí es conseguir complejidad en la salsa usando el vino, el parmesano y el caldo. Ver la nota sobre cómo aligerar esto.

Notas de la receta:1. Setas – cualquier seta está bien aquí. Yo usé champiñones blancos estándar en las fotos, y champiñones marrones en el vídeo (Swiss Brown / Cremini). Se pueden utilizar MÁS champiñones si se quiere rellenar algo como patatas al horno.

Vino tinto o blanco en el stroganoff de ternera

Ahora, soy parcialmente parcial, pero después de probar muchas versiones de esta receta, siento que esta hace el mejor lomo ahumado de todos. Para empezar, frote el asado de solomillo de ternera con ajo, sal, pimienta y tomillo fresco para conseguir un sabor brillante y contundente. A continuación, cocine la carne a fuego lento en una parrilla de leña para añadir un toque sutil de humo. Yo prefiero utilizar madera de roble, que combina muy bien con la carne de vacuno. Por último, dore el solomillo de ternera ahumado a fuego directo para retener los jugos y el sabor y añadir una bonita corteza exterior.

Podría parar aquí, y seguiría sintiendo que esta es la mejor receta de solomillo de ternera que jamás haya existido. Pero no me he detenido ahí. He creado la cobertura perfecta para un solomillo de ternera digno de la realeza. Así es, cubrimos este solomillo de ternera con una salsa de champiñones al vino blanco para darle a esta carne ese toque final. Es rica y agradable, pero lo suficientemente ligera como para no sobrecargar la carne. Añade la cantidad justa de grasa a una pieza de carne magra.

Salsa de champiñones al vino blanco para el pollo

Still not sure what you’re having for Christmas dinner? This dish will be the star of the show!  The beef is super tender and the cream sauce to go along with each bite fills your mouth with so much flavor you’ll have to stop yourself from licking the plate. The Kelapo ghee gives the sauce and the tenderloin a super-rich flavor. It’s also a wonderful dish to bring to your friends and family during this holiday season.        Ingredients:  Sauce:  Instructions:

Post a Comment Cancel replyYour email is never published nor shared. Required fields are marked *CommentYou may use these HTML tags and attributes: <a href=”” title=””> <abbr title=””> <acronym title=””> <b> <blockquote cite=””> <cite> <code> <del datetime=””> <em> <i> <q cite=””> <s> <strike> <strong> Name *

Salsa de champiñones al vino blanco sin nata

Todos lo hemos oído antes; de hecho, hay pocas “reglas” más arraigadas cuando se trata de maridar vino y comida: El vino tinto va con la carne y el vino blanco complementa el pescado. Eso suele ser cierto hasta donde llega, pero es un consejo ciertamente incompleto. Porque la cuestión es que hay muchos tintos que combinan bien con el pescado y el marisco, y no son la única opción a la hora de abrir una botella para acompañar un chuletón o un filete.

“Creo que es un tema especialmente fascinante”, me dijo en un correo electrónico Anthony Vietri, agricultor y propietario de los excelentes Viñedos Va La, en Avondale (Pensilvania). “Tengo que reírme porque es un placer un poco culpable para nosotros, y no es algo de lo que hablemos muy a menudo con nuestros clientes, ya que la mayoría de la gente no está realmente acostumbrada al concepto”.

Pero es algo en lo que cree, y con razón. Cree que los blancos hechos con contacto con la piel, que son una especialidad de Va La, son más versátiles que los blancos tradicionales. “Parece abrir todo un nuevo mundo de maridajes.

X