Receta arroz caldoso de pollo

Receta de Arroz casero con bogavante ED

En el post de hoy vamos a presentar una receta, cuyo ingrediente principal vuelve a ser el arroz que crece en las tierras del este de la Península, apareciendo en compañía de ingredientes que se pueden encontrar en las huertas y granjas locales. Estamos hablando de un plato conocido en España como arroz caldoso con pollo, que aparece en muchas mesas españolas. Este plato se caracteriza por las cualidades nutritivas y fortalecedoras que necesitamos especialmente a la hora de comer, sobre todo después de una agotadora jornada escolar o laboral. En primer lugar, cabe destacar que se trata de un plato sencillo, pero nutritivo, que combina arroz, verduras y pollo. Sin embargo, a pesar de lo poco complicado de la receta, su perfecta preparación puede requerir varias aproximaciones por nuestra parte. Por último, cabe añadir que muy a menudo este tipo de platos nos recuerdan a los recuerdos de la infancia o recuerdan a recetas que tienen su versión en cada familia, cuyo sabor parece dar destreza y habilidad a nivel de maestría.

Para preparar el arroz caldoso con pollo no necesitarás muchos ingredientes ni una cartera repleta, pues como hemos comentado, se trata de un guiso casero que, además de su sabor único, se caracteriza por lo económico de su preparación.

Arroz Caldoso – El auténtico arroz caldoso de Valencia, España.

El arroz caldoso, también escrito Aroskaldo, es una papilla filipina de arroz y pollo fuertemente infusionada con jengibre y adornada con ajo tostado, cebolletas y pimienta negra. Suele servirse con calamansi o salsa de pescado (patis) como condimentos, así como con un huevo duro. La mayoría de las versiones añaden también cártamo (kasubha), que da al plato su característico color amarillo. El arroz caldo también se conoce como pospas en las regiones visayas, aunque el pospas tiene ingredientes ligeramente diferentes.

El nombre deriva del español arroz y caldo[1], y originalmente se refería a todos los tipos de gachas de arroz (tagalo: lugaw), pero ha pasado a referirse a un tipo específico de lugaw que utiliza pollo y está muy impregnado de jengibre[2][3][4].

Aunque el arroz caldo tiene nombre español, su origen está en el congee introducido por los emigrantes chino-filipinos. A lo largo de los siglos, ha evolucionado para utilizar ingredientes filipinos y adaptarse a los gustos locales[5].

El arroz caldo suele utilizar arroz glutinoso (malagkit), pero también puede hacerse con arroz normal hervido con un exceso de agua. Los trozos de pollo suelen cocinarse primero en un caldo con gran cantidad de jengibre. El pollo se saca y se desmenuza una vez tierno y se vuelve a añadir junto con el arroz. El arroz se remueve continuamente mientras se cocina para evitar que se pegue a la olla[6][7][8] El característico color amarillo del plato se debe a la adición de kasubha (azafrán). En las versiones más caras, se puede utilizar azafrán, que realza aún más el sabor, a diferencia del cártamo.[9][10] Cuando no se dispone de ninguno de los dos, algunas versiones utilizan cúrcuma en su lugar.[11]

Todo el mundo alaba esta receta especial como

Joshua Bousel es un veterano de Serious Eats, que comenzó a compartir su pasión por las recetas de parrilla y barbacoa en el sitio en 2008. Sigue elaborando recetas de parrilla y barbacoa en su propio sitio, The Meatwave, desde su sede en Durham, Carolina del Norte.

La receta era de arroz caldo, un congee de pollo filipino que para mi mujer era pura comodidad. Pero mientras ella había crecido con él, yo nunca había oído hablar de él. Sin embargo, la receta de la chef de la Casa Blanca, Cristeta Comerford, parecía bastante fácil, así que la hice esa misma noche. A partir de ese momento, tuve la certeza de que el arroz caldo sería un elemento fijo en mi rotación de recetas.

El plato tenía muchos elementos atractivos. Para empezar, era rápido de preparar: De la tienda al plato, lo tuve listo en menos de una hora. El sabor era atractivo, incluso para mi entonces no iniciado paladar -con la adición de jengibre, ajo y salsa de pescado, básicamente sabe como una muy buena sopa de pollo y arroz con un perfil claramente filipino. También era increíblemente abundante, por lo que resultaba adecuada como comida completa o como entrante o tentempié en porciones más pequeñas.

Cocina con Aldonza / Arroz caldoso con pollo de campo

Puede utilizar esta imagen, hasta 30 días después de su descarga (Periodo de Evaluación), únicamente para su revisión y evaluación interna (maquetas y comps) con el fin de determinar si cumple los requisitos necesarios para el uso previsto.Esta autorización no le permite hacer ningún uso en materiales o productos finales ni ponerla a disposición de terceros para su uso o distribución por ningún medio. Si al finalizar el Periodo de Evaluación no contrata una licencia de uso, deberá dejar de utilizar la imagen y destruir/borrar cualquier copia de la misma.

X