Ensaladilla rusa receta dela abuela

Eneldo

Por ejemplo, podemos encontrar la ensaladilla rusa con o sin huevo cocido, luego hay quien añade aceitunas o pepinillos en vinagre u otras verduras, como pimientos, frente a la base clásica. Sin olvidar la ensaladilla rusa sin huevo en versión vegana y la ensaladilla rusa con yogur, para una receta más ligera.

Es un poco difícil rastrear la receta original de la ensaladilla rusa, pero una bloguera gastronómica originaria de Rusia publicó un post con “la receta de la verdadera ensaladilla rusa”. En su receta encontramos mayonesa, huevos, patatas, guisantes, zanahorias, pero también pepinillos y cebollas tiernas. También en la versión vegetariana debemos omitir la carne de pollo, que en cambio se incluye en esta receta. Aquí todas las indicaciones.

Algunas recetas de ensalada rusa contienen atún o pollo. Para hacerlas vegetarianas debemos excluir estos ingredientes y elegir sólo verduras para aliñar con mayonesa, preferiblemente casera. Aquí tienes una receta en la que inspirarte.

En la “ensalada rusa vegana” no hay huevos, ni leche ni nata, ni otros ingredientes de origen animal. Tendrás que preparar verduras hervidas o al vapor para aliñarlas con una mayonesa sin huevo. Si no la encuentras en el supermercado, puedes hacer mayonesa vegana en casa con leche de soja. Aquí tienes la receta de la ensaladilla rusa vegana.

Mostaza

Para que la ensalada de patatas tenga éxito, elija las patatas con cuidado, ya que no todas las variedades mantienen su forma y firmeza después de ser hervidas. Las patatas cerosas como la Kennebec, la New, la Red Bliss o las fingerling son las mejores opciones. Otras patatas, como las Yukon, las blancas y las doradas, también son aceptables, pero si puede elegir, opte por las primeras.

Esta es una maravillosa ensalada de verano que también es un excelente plato para preparar antes de tiempo. Simplemente prepárela y colóquela en el frigorífico, tapada, hasta el momento de comerla o hasta tres días. Esta receta es cortesía del antiguo chef ejecutivo Andre Guerrero del ahora cerrado restaurante Linq en Los Ángeles.

Receta de ensalada rusa ingredientes

Disfrute de esta belleza de ensalada durante un minuto e imagine la explosión de sabores que se produce aquí: un aderezo casero a base de mayonesa con anchoas, mostaza, ajo, Worcestershire, limón y cayena. WOW, ¡siempre canta!

Es de un nuevo libro centrado en las patatas que parece haber sido escrito sólo para mí: “Smashed, Mashed, Boiled, and Baked – And Fried, Too!”, del veterano autor de libros de cocina Raghavan Iyer (2016, Workman Publishing, $16.95). Con 75 recetas creativas, este es un tributo a las patatas que abarca todo el mundo, cubriendo las necesidades culinarias de los aperitivos, las sopas y las ensaladas, los platos principales e incluso los postres. Sí, se pueden comer patatas de postre, y se lo mostraré en un minuto. Las fotos son magníficas y las recetas están redactadas por expertos para que cocineros de todos los niveles tengan éxito.

“Casada a los 17 años, (la abuela de Scott) se vio envuelta en el mundo clandestino de su marido, que se dedicaba al contrabando de diamantes (¡en el pañal del padre de Scott cuando éste era un bebé!), drogas, armas y mucho más. Las raíces ancestrales de la abuela Ida eran una mezcolanza, desde Crimea hasta Cataluña, pasando por Hungría y Francia. Esta ensalada rusa era especial para ella y Scott, una tradición veraniega que compartían en la cocina mientras ella le daba consejos sobre todo lo que la vida podía arrojarle. Incluso cuando era niño, nunca me molestó la idea de que el salado pececito se usara en el aderezo. Es lo que le daba a la ensalada ese innegable sabor a umami”, reflexionaba Scott. ‘Siempre la servía junto a sus albóndigas suecas agridulces, que tenían una meliflua salsa de tomate salpicada de pimienta de Jamaica entera. Me encantaban ambos platos y todavía los preparo hoy en día”. “

Receta de ensalada rusa dulce

La ola de calor de agosto, las últimas semanas de embarazo, los últimos vídeos grabados para nuestra nueva clase de cocina virtual, las horas pasadas perezosamente frente al ventilador. Comer la sandía directamente de la nevera cada tarde, y unas cuñas de melón para cerrar casi todas las cenas. Las persianas cerradas, cenar fuera con la familia, buscar un poco de aire fresco, los tomates recién recogidos en el huerto de mi madre, los melocotones del mercado. No sé cómo ha ocurrido, pero ya estamos en agosto.

En los próximos meses un bebé dará un vuelco a nuestra vida, pero intentaremos volver aquí, y en las redes sociales, de vez en cuando, ya que hemos trabajado en algunas nuevas y sabrosas recetas, y estamos deseando compartirlas con vosotros.

El origen de esta ensalada sigue siendo una incógnita: hay quienes quieren que sea franco-rusa, y la remontan a la época napoleónica, y quienes juran un origen belga-ruso, diciendo que fue creada por el chef Lucien Olivier, a quien le corresponde su otro nombre, ensalada Olivier. Hay quienes sacan a relucir la omnipresente Caterina de’ Medici, y quienes en cambio sitúan su origen en el Piamonte del siglo XIX.

X